martes, 27 de mayo de 2008

Capítulo IX (no es bueno que la mujer este sola)

IX

Eh, .. no. Me sorprendió que me hallas llamado.
La verdad es que la pase bárbaro el otro día.
Yo también.
¿Vamos al lugar que fuimos el otro día?
Sí, pero yo a las cuatro no suelo almorzar. Ni cenar.
Ja,ja sos guacho. Es el horario que puedo.
No, tengo padre y madre.
Es cierto. Hay muy poca gente que sabe del verdadero significado de la palabra.
Mira, hay viene el colectivo.
Sí, hay viene.
Viajaron en el colectivo.
¡Escucha!
Que lindo tema.
¿Tema? No, es una obra de arte.
¿Qué es?
Something.
¿De los Beatles?
Sí.
Escuchame.
¿Qué?
Después, a la noche. A eso de las ocho u ocho treinta. ¿Hacés algo?
No,no. ¿Por? –fue el principio de su fin. Aunque paradójicamente, a partir de ese momento sería feliz. O se sentiría feliz. ¿No es eso la felicidad? En princi- pio una sensación personal e intransferible. Aunque en realidad si, el tenía co- sas para hacer a partir de esa hora. Pero no valían la pena seguir haciéndolas para sentirse desdichado; o si esas cosas no podían evitar la desdicha.
¿Y esto?
Robert Plant.
¿Quién es?
Era el cantante de Zeppelín.
¿Seguro?
Seguro.
Pero yo me lo imaginaba más..
Te lo imaginabas bien. Pero también es esto.
Tomaron café. Y hablaron. Había algo que estaba fuera de los cálculos: Es que a Edith le gustaba de verdad Ernesto M. Eso estaba fuera de cualquier proyec- to. No debía ocurrir.
Que bueno. Yo no sabía. Lástima. Lástima que no puedas publicar.
O vivir de esto.
Si, es como .. como si no hubiera espacio.
Es que además no le conviene a nadie.
Ni a los escritores.
Ni a los que editan.
Imaginate un escritor consagrado jugándose por alguien como vos que es completamente desconocido..
Es que además no es negocio. ¿Cuánta gente lee?
No se, pero dicen que este año hubo un boomb de ventas.
¿Qué tiene que ver?
Digo, se supondría.
No, no supongas. Una cosa es comprar libros y otra leerlos. Yo mismo compro más de los que leo y leo cinco o seis por mes. El mejor ejemplo son los discos. La gente no escucha música, la consume.
Sí, es una gran verdad.
¿Qué miras, que pasa?
Son las siete y media.
¿Querés ir yendo?
Dale.
¿Te molesta si te digo algo?
Lo que quieras.
Sos un poco obsesiva.. por la hora lo digo.
No, no me molesta.
¿De que te reís?
Es que sos muy atento.
¿Y te causa gracia?
No, al contrario. Me gusta pero creo que no es común.
Pasa.
¿Ves lo que digo?
Tenés razón.
Gracias.
¿A dónde vamos?
Es una sorpresa.
¿Me gustará?
Con seguridad, pero..
¿Qué?
Bueno, es que es difícil decirlo.
Si querés me doy vuelta.
Ja, no hace falta. Tonto.
Y no hizo falta. Porque antes que Edith intentará poner en practica el discurso tan largamente ensayado, Ernesto M. la besó. Y lo peor fue que ambos se sintieron muy bien. Era la única misión que Edith estaba disfrutando. Y además, era la más importante.

8 comentarios:

Cooper dijo...

JEAN PAUL:
SIEMPRE ME QUEDO ENGANCHADA PARA LA PRÓXIMA.
SALUDOS.

Ximis dijo...

Muy bello relato...
Y no, la mujer no debería estar sola
Saludos

CLAUDE dijo...

Uh, esto se desploma momentáneamente para mí. Jamás saldría con una chica a la que le gustan los Beatles.
...un sensación personal e intransferible es una gran expresión para lo genuino, entre ello la dicha.
Ah, qué satisfacción el final del capítulo.
Reitero: Ella amerita una descripción.

Jean Paul dijo...

No, ella en realidad no amerita una descripción.
Pero igual te la doy. Siempre vestida de verde, marrón o negro. Un peinado medio raro. Ojos marrones o verdes claros. Linda sonrisa. Flaca, medio petisa. Desprolija, tipica estudiante de la facultad de Puán. Medio loca, de pocas pulgas y bastante inteligente. Es una imagen que tenía (y creo que tengo) cuando escribe esto. Me parece que vuelvo a salir de correo, por eso no ando bloggeando mucho.
Graicas a tutos.

Imperio Bizarro dijo...

O sea que es toda una hippie... por así decirlo...

JEan paul, me tomo el atrevimiento de corregirlo, por favor no se enoje:

"AHI" viene el colectivo...(no soy tato) jaja

Saludos!

Jean Paul dijo...

El que no se atreve a corregirme es un cagón. En realidad, el borrador fue pasado a máquina y esa última pasada debe estar plagada de errores. No me moleste en corregirlos porque no soy corrector y segundo porque nunca pense publicarla. Ahora golpean a mi puerta, y ya es tarde.. ya entregue la novela. Gracias.

Bruno dijo...

Las mujeres que no saben nada de nada de música, me generaban cierto rechazo a la hora de buscar una relación formal.

Pero bueno, el amor es ciego.

MAROJUNO dijo...

yan pooooool, he estado desconectada estos días, voy y vengo de la ciudad y no me ha dado tiempo de chacer tus posts (asi se dice?)bueno ...me da risa la descripción del a chica, y afuera de los comentarios no sé por qué siento que esta situación ya la he vivido. Besito sorpresivo, lo más importante. Abrazo