martes, 13 de mayo de 2008

CAPÍTULO VII (la poesía incómoda...)

VII

Hola Edith.
¿Qué tal, Ernesto? –el estaba muy nervioso y ella debía fingir que también lo estaba.-
¿Tenías pensado algo?
Y.. no, aunque podríamos tomar o comer..
Sí.
¿Te parece?
Pero en un lugar barato y pagamos a mierda.
No tengo opción.
No, no tenés.
Dejate de joder, no yo pago.
Ya te dije.
Que carácter, pero acepto.
Yo conozco un lugar. Se llama Circo y arte.
Nunca fui.
¿No lo conocés?
En realidad, si.
¿Cómo?
Es que me lo recomendaron.
¿Y seguís escribiendo?
Sí. Si querés después te lo leo.
Ah,.. trajiste algo.
Si es raro.
¿Por?
Porque es medio derechozo.
Es lo que te salió.
Es lo que se puede.
Pero no te tires a menos. Me lo lees después de comer. ¿Te parece?
Me parece perfecto.
Comieron y hablaron bastante. A Ernesto M le pareció que podía ser el principio de algo, y no sabía (entre otras cosas) como preguntar lo principal:
¿Vos estás en pareja? –el tipo con esa sutileza que no lo caracterizaba. Y su manera tan frontal.-
Hasta hace poco, pero ahora.. Ahora estoy algo confundida. Creo que necesito estar sola. –lamento haber dicho esto último porque sabía que podía hundir la poca confianza que a Ernesto M. le quedaba.-
Creo que debería seguir solo. –y claro, debería mostrar firmeza y decisión.-
Pero no es bueno que el hombre este solo.
Ni la mujer.
Más vale solo..
Y cuando la limosna es grande.
Sos gracioso. Y sencillo. Eso me gusta.
Bueno, gracias. Vos también sos gracioso.
¿Qué?
Es un chiste, sos sencillo también.
Es bueno que tengas sentido del humor.
O el humor sentido.
Está bien. Mirá es un poco tarde,..
Te vas a ir.
Si, pero antes me prometes una cosa.
Decime.
Que nos volvamos a ver.
Y te leo lo que escribi.
No.
¿No querés?
No, me lo lees ahora. ¿O es una novela?
Bueno, que se yo. Es..
Dale, tenete algo de fe, che.
Arranco: “Nosotros.
Nosotros somos.
Somos nosotros.
Nosotros somos linyeras.
Los orgullosos linyeras del capital.
Los miserables y desposeídos del capital.
Y queremos.
Queremos vivir.
Queremos vivir mejor.
Queremos vivir mejor que usted.
Queremos vivir en Capìtal.”
Perdón.
Sí.
Es muy buen estilo.
¿Sigo?
Sí.
“A pedir en la sociedad.
Al pedir de la sociedad.
Y a apedrear la sociedad rural.
Y a pintar desprolijos un mural.
Hacer una guerra por la paz.
Hacer una pacífica guerra.
O una paz violenta, o una paz que violente.
Hacerlo.
Hacer todo.
O hacer algo.
Hacer lo que podemos.
Porque ya no nos sale ni la caca.
Y la marcha que te mancha, te aplasta
Te garcha y te plancha la grasa.
Te peina la estaca con ganas.
Te robo la chacra,
Te miro los rulos, te sacan los rublos,
Te tocan el culo y te congelan los ahorros para el bulo.”
Uy, ¿tenés una copia de eso?
Eh.. si.
No pares, seguí.
“Pero nos obligan, no nos fuerzan.
Igual nos doblegan.
Nos dan libertad, pero ya no sabemos.
Ya no sabemos que decir. Ni para que.
Queremos los derechos.
Queremos los derechos humanos;
Aunque hayamos dejado de serlo.
Queremos los derechos de los humanos.
Somos los derechos humanos inconclusos.
Queremos los derechos y los izquierdos.
Por derecha o por izquierda.
El mango y la sartén.
Dejenos el aceite hervido y vencido.
Es algo.
Un buen principio.
O un mejor final.
Es que a cambio de los derechos..
Cedimos. A cambio de los derechos cedimos:
La esperanza, la dignidad.
Resignamos el placer intelectual.
¿Y cuándo?
¿Cuándo el hombre avanzó?
¿Cuándo el hombre avanzó tanto como ahora?
Tanto, tanto. El hombre avanzó tanto.
Tanto que avanzó como un tonto.
Como pudó y como no debió hacerlo.
Dejamos el trabajo y nos dieron una moneda.
No pudimos criar a nuestros hijos y se prendieron fuego drogados y alienados con la excusa de una bengala.
Dejamos los libros por M.Tinelli.
Ya no estudiamos porque nos alcanza para la cerveza.
Y usted.
Usted ha.
Usted ha avanzado.
Usted ha avanzado con la sociedad.
Se comprará y se venderá.
Se comprará una casa y/o un auto.
Usted lee. Seguirá leyendo mientras cortamos la calle. Su calle. El derecho a transitar termina donde empieza la ignorancia, la miseria y la falta de fe en el futuro.
No solo es por envidia. También es por odio. Porque usted es un hombre, y nosotros lo que pagó para llegar a serlo.”

7 comentarios:

Cooper dijo...

JEAN PAUL:
ME GUSTA ERNESTO.
ME IDENTIFICO BASTANTE CON ÉL.
¿¿ QUIÉN EN SU SANO JUICIO NO VIVE CON DUDAS Y PLANTEOS CONTINUOS??.
NO CREO QUE ERNESTO HAGA NADA EXTRAORDINARIO ( ADEMÁS ESTOY LEYENDO INMERSA EN LA NOVELA Y NO JUGANDO A LAS ADIVINANZAS ).
ERNESTO ES BUENA GENTE Y NOBLE.
ESPERO EL PRÓXIMO CAPÍTULO Y LO SALUDO CON UNA CANCIÓN DE GILDA ( QUE EN ESTE MOMENTO ESTOY CANTANDO: "...PORQUE TENGO EL CORAZÓN VALIENTE, VOY A QUERERTE, VOY A QUERERTE...".

CLAUDE dijo...

Si la muchacha acepta esa poesía, es una recluta en potencia.
¿Sabés qué, Jean Paul? No considero improbable que cuando la política avance hacia formas más genuinas tipos como vos y yo puedan encontrarse en la misma vereda (y esto me recuerda a un post que escribí el año pasado, hace varios meses, que trataba sobre la falacia de las categorías ideológicas que separaban caracteres afines y los reagrupaban según nociones superfluas).
El tiempo dirá.
P.S.: Nada, sólo quería agregar que destaco el hecho de que escribas con diálogos. Es una forma ágil, la forma del teatro.

Imperio Bizarro dijo...

Si de Derecho se trata, puedo estar escribiendo horas jaja. No es la idea, conciso pero concreto.
Una cosa es hacer un uso regular de un derecho subjetivo (derechos personalísimos y humanos), otra cosa muy diferente es hacer un uso irregular o abuso.
Pueden llamarme insensible, fria, bla bla.. Pero la verdad es que muchas veces no puedo ponerme en el lugar de esa gente de la que "Ernesto" habla.
Pero encuentro peor, muchísimo peor a las personas que crearon a ese ser humano que no respeta el derecho del otro y a aquellas otras que hoy sufren (cuando no deberían). No se si con este comentario limé jaja, por lo menos yo entendí este dialogo de una forma que quizá la gente normal no. Yo soy un poco boludita, perspicaz y rebuscada jaja.
Saludos! Me gusta la forma de expresar, la sutileza y lo que transmiten.

Jean Paul dijo...

cOOPER: Ernesto somos todos y no es nadie. Es una persona en un extremo y a la vez en otro. Personal e ideológico. La idea es sentir un poco de lástima, simpatía aunque también rechazo. Es la dialéctica y la contradicción humana.
Claude: Nos conocemos bastante a pesar de no habernos visto y yo tuve un par de encontronazos con Trotsky zombie por defenderte. ¿porque todos vamos a pensar igual, y para que? En definitiva, diferencias ideológicas al margen puede que tengamos mucho en común. Deberíamos conocernos, si creo eso.
Imperio bizarro: Seguro que no es tato el que opina. Je jeje, solo trato pensar como muchas personas y dar una pequeña sobre cierta clase y ciertas personas en determinado momentos. Respecto a lo del derecho, que está bien, pienso en algo que estaba leyendo el otro día. Se criticaba al mayo francés. Y se decía que estaba mal y era una locura. Que era un ataque al orden burgués, al socialismo y toda clase de sociabi- lización. Pero yo creo que si alguien toma una conducta extrema -no creo que nunca lo haga yo- habría que analizar en primer y principal lugar las causas. ¿Me entiende? Quiero decir, YO pienso que este mundo -hablo por Ernesto o quien vos imagines- está mal y reacciono o cambio a la realidad. Bueno, gracias, era eso.
A TODOS GRACIAS POR PASAR Y LEER.

MAROJUNO dijo...

BUE NI SI MO.pf, sin palabras yan pol, que buen capítulo.

MAROJUNO dijo...

ese juego de palabras y con tanto sentido esta chingon.

Detective de mascotas dijo...

Yo sinceramente lo aplaudo, espero q toda esta historia tenga un final feliz, triste, o como deba ser. Yo luego del agravio gorilista que me hizo, pensare en volver a comentar nuevamente. pero a pesar de estas rencillas, lo considero un buen amigo.